Kairos, el tiempo perfecto de Dios

Kairos, el tiempo perfecto de Dios Un filósofo afirmó que la más grande utilidad de nuestra vida es emplearla en algo que dure más que ella.
Aprovechando bien el tiempo, dice en Efesios 5:16. Pero ¿ qué es el tiempo ?. La vida se compone de tiempo y de momentos. Yo soy una persona que no me gusta perder el tiempo, pero muchas veces y de manera inevitable se te escapa de las manos. El tiempo es un bien, que se puede invertir o gastar. Pero no puede guardarse; debe ser empleado. Cuando hablamos de ” tiempo” en griego encontramos dos palabras: Cronos y Kairos. El tiempo secuencial y cronológico deriva de cronos. Cronos Es el tiempo humano, vital. Kairos Es el tiempo de Dios; Kairos significa momento oportuno.
El tiene un tiempo para cada cosa. Jesucristo era consciente de que había un calendario divino que controlaba los hechos de su vida ( Juan 7:6; 12:23,27; 13:1; 17:1 ). Como seres humanos somos muy impaciente y nos cuesta esperar el kairos, el tiempo oportuno de Dios.en lo personal, he podido comprobar en mi vida, que las cosas no ocurren cuando nosotros queremos, Dios tiene el momento perfecto, oportuno y aveces es, cuando menos lo esperas. No se puede planear, pero si debemos estar en comunión con Dios, para saber aprovecharlo y apreciarlo. Yo nunca había planeado comprarme un Estudio de grabación que tuve por nombre Palma Records porque no estaba dentro de mis posibilidades.
Pero cuando llegó el kairos de Dios, me guió, empujó y proveyó los medios para hacerlo, de una manera que jamás habría imaginado y lo logré Lo he visto también en decisiones más pequeñas, como por ejemplo cuando era el momento oportuno de arreglar una pieza de la casa de mi padre No me da pena o vergüenza hablar de pequeños detalles pero lo que yo quiero explicarles que he disfrutado mucho viendo a Dios obrar en cosas insignificantes para muchas personas, pero que para mi no lo eran.
Tristemente también tengo que decir que en otras ocasiones, me adelanté a Dios, me equivoqué y estropee las cosas que podían haber sido y no fueron por mi impaciencia. Por eso le pido a Dios sabiduría para discernir los tiempos como dice en Eclesiastés 8:5. Y la paciencia para esperar el tiempo perfecto de Dios; porque: ” En Sus manos están mis tiempos”. Dice Salmo 31:15 Tenemos que tener presente que cuando pedimos algo a Dios el lo hará también debemos de saber que Dios da lo que uno necesita, no lo que uno quiere entonces aprendamos a esperar en su tiempo y también aprendamos a recibir todo lo que venga de la mano de Dios Dios bendiga abundantemente sus vidas y esperamos ser de bendición para ustedes.
Escribe un mensaje…
 

Leave A Response

* Denotes Required Field